Amb la tecnologia de Blogger.

dijous, 30 de març de 2017

El teclado Braille


¡Hola, hola, hola! ¡Ya estamos a Jueves! Al fin. ¿Cómo estáis? Yo un poco pachucha, but anyway. Ayer tuve una reunión en mi antiguo colegio y una de las personas que se encontraba allí utilizaba un aparato un tanto extraño. No logré averiguar que era, así que cuando llegué a casa me puse a investigar y descubrí que se trataba del teclado Braille. Así que ese será el tema del que voy a hablaros hoy. ¿Preparados? ¿Listos? ¡Empezemos!

Sé que es bastante obvio lo que voy a decir a continuación, pero aún así lo diré a modo de introducción. Y es que gracias al desarrollo tecnológico, las personas con discapacidad consiguen cada día avanzar más hacia su integración digital y social en igualdad de condiciones. El papel integrador de las nuevas tecnologías es incuestionable y, gracias a los sistemas de apoyo para personas con discapacidad se promueve una integración efectiva en el terreno laboral y social que iguala las oportunidades y fomenta una sociedad más justa.

          1. ¿Qué es?

Un teclado braille es un dispositivo electrónico que, conectado a otro dispositivo, permite la introducción del código braille en éste. Están compuestos de un conjunto de 6 u 8 teclas principales, una tecla de espacio y algunas auxiliares. Las teclas principales permiten la escritura en braille de 6 u ocho puntos (según el dispositivo), la tecla de espacio puede realizar otras funciones y las teclas auxiliares permiten añadir diversas funcionalidades al dispositivo.

La disposición de las teclas es la misma que en las máquinas de escritura braille mecánicas (Máquina Perkins). Cada una corresponde con un punto del símbolo braille y se sitúan en una línea dividida en dos bloques: El bloque de la izquierda se corresponde con los puntos 1, 2, 3 y 7, y los de la derecha con los puntos 4, 5, 6 y 8, cada bloque visto desde el centro del teclado hacia el lateral.

Un teclado braille puede encontrarse embebido en otro dispositivo, como los anotadores de pantalla o como un periférico externo que se conecta a través de las tecnologías disponibles. En estos momentos los teclados braille más modernos utilizan una disposición de teclas igual a la de los teclados estándar. Con todas las teclas especiales que puede tener, como son las teclas de función (F1 a F12), teclado numérico, mayúsculas, flechas, alternativa, control, etc. La única diferencia con ellos es que las teclas alfanuméricas han sido sustituidas por las ocho teclas braille.

Además la posición de las teclas es ergonómica, las teclas se disponen de forma circular y con una cierta inclinación, adaptándose a la forma y posición de los dedos de las manos, y se ha mejorado el tacto y la forma con el tiempo.

          2. ¿Cómo funciona?

El funcionamiento de un teclado electrónico braille es similar al de un teclado mecánico. Para introducir un símbolo se deben pulsar las teclas correspondientes a los puntos que componen el símbolo. Para dejar un espacio en blanco solo es necesario pulsar la tecla de espacio.

Existen otros modos de funcionamiento de un teclado braille que posibilitan su acceso a personas con impedimentos físicos. Se puede usar el teclado en modo aditivo de manera que se pueden pulsar cada una de las teclas correspondientes a los puntos requeridos de una en una de manera que se concluya el símbolo pulsando la tecla de espacio u otra dispuesta a tal efecto. También es posible utilizar el teclado con una sola mano de manera que se deben alternar las pulsaciones de cada bloque de puntos en un orden determinado.

          3.¿Quienes pueden utilizarlo? 

Cualquier persona que conozca la escritura braille puede utilizar estos teclados, aunque, hoy en día, el colectivo de discapacitados visuales ha aumentado el número de personas que son capaces de escribir con un teclado convencional, todavía es alto el número de personas, que por su edad o por otras causas, no utilizan teclados convencionales.

Antiguamente el desconocimiento de la informática y de la escritura en máquina de escribir convencional por parte de la comunidad de personas discapacitadas visuales y la falta de tecnologías adecuadas hizo que este colectivo necesitase un medio fácil de aprender, de usar y de transportar que les permitiese el acceso a las nuevas tecnologías. Además el poco espacio que requiere la instalación de este tipo de teclados los hace adecuados para ser embebidos en otros dispositivos, como pueden ser el “braille hablado”.

La mayoría de los teclados braille incorporan diversas funciones asociadas con el tipo de dispositivo al que van acoplados. En algunos anotadores parlantes la tecla de espacio se utiliza, en combinación con las principales, para indicar al dispositivo que debe realizar una función especial, como puede ser crear, abrir o salvar un documento.

➣➣➣


Y hasta aquí el post de hoy. No sé si habrá quedado muy extenso o no, pero veía necesario escribir toda esa información. ¡Espero que os haya gustado! ¡Hasta el mes que viene!


 Kisses & hugs ❤

Stella

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

 

Blogger news

Blogroll

About